6/02/2007

Días sin huella / Días de vino y rosas.

Días sin huella

Un post de mi amiga virtual Maite sobre una frase de Confucio me llevó a recordar lo alocados que vivimos y lo poco que nos paramos a pensar en las cosas bellas o no tan bellas. Recuerdo una vez a un hombre tirado en medio de la calle en una vía muy ancha de Madrid y cientos de personas pasando a su lado sin inmutarse, yo ese día me pare y llame al SAMUR mientras llegaba, me separe un poco de él-por curiosidad- y nadie se acercó, menos una persona, que resultó ser el hijo de el portero de la casa donde yo vivía de pequeño, paro a saludarme y preguntarme que hacía con ese señor. El señor en cuestión era un borracho que no conocía por entonces, ahora le veo más, durmiendo entre cartones, con sus “amigos” en la entrada del supermercado Día,…

Así que me puse manos a la obra y de la realidad -siempre más dura- me pase a la ficción para deleitarme viendo dos obras maestras relacionadas con este tema. La primera, “Días sin huella” o “The lost Weekend”(me gusta más este título) este, está en la onda del cine negro, o quizás queda mas chulo decir ¨”film noir”, aunque no es menos cierto que el relato en si es un drama y un alegato de fondo contra el alcoholismo, basado en la novela de Charles R. Jackson. La película está magistralmente dirigida por Billy Willder (recordar que trabajó entre otros con el magistral Lubitsch-ver post anterior-, sin duda alguien muy influyente en su vida artística).



Don Birnam (Ray milland), es un escritor fracasado que vive con su hermano Wick (Philip Terry) que le mantiene y cuida pero que no consigue evitar desengancharle del alcoholismo ni su novia Helen (Jane Wyman) quienes le proponen un fin de semana limpio. ¿Bueno quizás ya sabía Don Birnam que Jane Wyman interpretaría a la malísima Ángela Channing, y por eso no le hacía caso?.

Bueno bromas aparte la narración es espléndida, con un uso perfecto de los tiempos y flashbacks, y la música de Miklos Rozsa envuelve el ritmo de la misma hasta angustiar al mismísimo espectador. Sin querer desempolvar el argumento, si diré que el film tiene detalles estupendos como las conversaciones con el barman, o las botellas de leche que se acumulan- esto me suena haberlo visto también en el apartamento-, la botella colgando…bueno no sigo por si no la habeís visto, pero no la dejeís de ver.

Nota 8.3




Días de vino y rosas

La otra película que vi y que quería comentar, es posiblemente más conocida, “Días de vino y rosas”, una grandísima película, que sin duda es también un alegato contra el alcoholismo y que está estupendamente rodada por Blake Edwards. La película era una adaptación de un drama televisivo de mucho éxito dirigido por John Frankenheimer. A Joe Clay (Jack Lemmon) le gusta mucho beber y trabaja como relaciones públicas así conoce a Kirsten (Lee Remick), a quien le gusta el chocolate en demasía. Se enamoran y se casan. Tienen un bebé y todo parece ir bien. Pero Joe bebe cada vez más y, lo que es peor, arrastra también a su mujer. El amor y el alcohol es un cocktail explosivo. Los dos se convierten en alcohólicos y en sus ratos sobrios piensan en cómo dejar la bebida. Se suceden momentos angustiosos, magistralmente filmados por ejemplo: al buscar la botella en el invernadero o al quemarse la casa.

Quizás prefiera la película de Willder, pero sin quitar ni mucho menos méritos a Blake Edwards, quizás sea porque Lemmon tiene una forma de actuar un poco exagerada (para mi humilde gusto) y eso que Willder le escogió en varias de sus obras maestras y reconozco que es un grandísimo actor, pero, que le voy a hacer, me pone un poco nervioso; para comedia es genial (con faldas y a lo loco) pero en un drama, me cuesta mas centrarme en aceptar su papel.


En fin, por último un par de apuntes, a destacar otra película sobre este tema, pero que no voy a comentar porque no he tenido tiempo de ver esta semana (aunque la he visto), “Leaving Las Vegas” creo que por hoy ya os he escrito un buen rollo, la comentaré en otro momento, puede que con alguna otra historia o quien sabe, pero está, es una gran película que merece un comentario desde luego aunque para mi no tiene los niveles de estas dos obras maestras.

Hay más películas sobre el tema, algunas las conozco pero no voy a comentarlas y otras las tengo que ver porque tienen muy buena pinta, una de ellas es “The wet parade” de Victor Fleming. Si alguien la ha visto y le apetece decir algo ya sabe que puede hacerlo aquí, gracias.

Un apunte músical, uno de los rockeros que siempre me han dado buen rollo acaba de sacar un nuevo trabajo, desde luego un currante y un artistazo, te estamos agradecidos, Rosendo!

Nota 8.6

31 comentarios:

Mad Hatter dijo...

"Días de vino y rosas" me impresionó mucho cuando la ví. Creo que me pasé un mes por lo menos sin atreverme a tomar una copa.
Pero bueno, ahora procuro ser moderado en todo, aunque unas cañitas con Rosendo ya me tomaría, ya.
Salud.

Red River dijo...

Pues te escribo de noche, con música y un malta en la mano.
Pero ahora mis días son mas de rosas que de vinos!
(Deliciosa película)

atikus dijo...

Mad, la verdad es que cuando yo vi esta peli también me impresiono aunque por aquella época no lo hizo lo suficiente como para dejar de beber, y bebía demasiado.
Y claro la vida nos hace ser más moderados, al menos a mí.
Brindaremos por Rosendo.


RR, te respondo de noche como buen noctámbulo, aunque no tengo una copa en la mano, nuestros días de vinos ya pasaron, estuvieron bien,yo espero encontrar una rosa por el camino.

MALEFICABOVARI dijo...

No ví la primera, pero sí la segunda y la tercera. De la segunda me impactó todo, me quedé con qeu esto del alcoholismo, es una emfermedad terrible, he visto a una amiga mía, tía perfecta, con un cargo importante, caer en las garras del alcohol para defender sus problemas, la he visto tirada en la calle, con su hijo al lado, llorando, la he llevado a centros, finalmente la ingresé en un sitio de esos que intentan desintoxicarte, pero.... el problema reside en su cabeza, el famoso cortocircuito llegó, y si no hay alguien que tenga maña y paciencia, y intente arreglarlo, no hay nada que hacer. Ella salió del centro y al día siguiente estaba otra vez tirada en el suelo, con botellas de vino escondidas vacías en el saco de la ropa sucia..... que te voy a contar¡
Leaving las Vegas, es una de mis películas favoritas, también otra que cuenta lo mismo, que sino se ataca al problema de raíz, que no es el alcohol, este sólo es una consecuencia de una gravísima depresión en casi tdos los casos, pues no hay nada que hacer.
Y no se que es peor, si el alcohólico, o los que están a su alrededor y le quieren, esos ya llevan el sufrimiento para toda la vida dentro.
Perdona que le haya puesto un tinte bastante dramático a lo que comento, pero es que tantas veces veo lo mismo, penas ahogadas con alcohol... y mira que yo tngo penas, pero se que no se ahogan, que tan sólo flotan, para cuando el vaso se vacía, verlas todas, y verter un poco mas de vino, a ver si se van por dónde vinieron.
Me ha gustado mucho el post, tiene un fondo muy fuerte, del que debemos tener conciencia.
Perdona por la charla, un placer conocerte,
Un beso fuerte,
Male

El detective amaestrado dijo...

A mi los días de vino y rosas me dejaron un buen sabor en la boca...

atikus dijo...

Male, muchas gracias por compartir experiencias tan duras relacionadas con el alcohol, ten por seguro que viene perfectamente como comentario y no creo que sea nada dramático, comparándolo con la realidad.
Supongo que cuando la gente se encuentra más débil, psicológicamente hablando todas sus ansias y adicciones se disparan, ya se trate de alcohol, tabaco, chocolate o ...
Me alegro que te haya gustado el post
otro besito, atikus.


Detective, si te leo rápido me confundo, jaja, brindo por ello!

nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...

VAAAYAAAA!!! si digo que el tema me interesa va a resultar equivocamente sospechoso...Hmmmm...nada, aparte de unos "locuelos" fines de semana de mi juventud, pues eso, nada serio, pero es que de las tres peliculas mencionadas, dos "me pueden": "dias de vino y..." y "leaving Las Vegas"; La primera es una obra maestra, si señor (y la música? imposible de olvidar, no?) y me pasa lo quer a tí, que Lemon me encanta pero últimamente, ese "punto" que se pasa me pone pelín de los nervios, pero es bueno, muy bueno...recuerdo especialmente la escena del invernadero, buscnado las botellas entre (o dentro, no recuerdo bien...) macetas...
"Leaving las Vegas" es una historia de AMOR y alcohol tan bella como demoledora...tengo una amiga que no puede con Cage por que dice que no interpreta bien a un alcoholico, que es "increible"...no sé, a mi me "aturullan" los dos protagonistas, viendo como van a "pegársela" de un momento a otro, directos hacia la catástrofe y amándose cada vez más...buff...que tristeza...y la genial banda sonora...
lA otra película, no tengo el gusto, pero la buscaré...ahora que en "El COrte IN..." hay la semana fantástica y verdaderos "chollos", a ver si la encuentro, que pinta bien...el actor, Ray Millan, lo recuerdo de una película que me impactó mucho de pequeña :"el hombre que tenía rayos x en los ojos"...a ver si un dia le dedicas un post...ah! y a "living...." lo estáré esperándo como "agua de mayo"!!!! ¡Por favor....
(Por pedir que no quede...ups!!)

xabipop dijo...

Días sin huella o The lost Weekend, verdaderamente es una de esas películas que consigue retorcerte en el sofá. Es una buena peli que aborda un tema muy peliagudo. En la línea de la temática que has enfocado tu post se puede encontrar El Hombre Del Brazo De Oro, en este caso haciendo alusión a la adicción a la heroina, impresionante también.

Un saludo

Futuro Bloguero dijo...

Joder Atikus, cada entrada que haces supera la anterior. Que buena selección de películas. Y encima te pones "Deberes". Ya se te empiezan a acumular pelis para postear.

Respecto a las pelis, Dias de vino y rosas y Leaving las Vegas son buenísimas, y además demoledoras. Dias sin huella no la he visto, así que también nos pones deberes a los demás.

Sigue eligiendo. Y en el camino, suerte con la rosa...

atikus dijo...

Jaja..Nanci. entonces a peli de días de vino y rosas la vistes en tú juventud? Lo digo como no recuerdas bien las escenas...claro que hablo en bromas, yo raramente recuerdo una peli si no la he visto más de 10 veces, por eso las que comento aquí las, las acabo de ver :)
"Leaving las Vegas", me mola, pero ni mucho menos está a la altura de las otras dos pelis, en las que también existen historias de amor. Para mi la mejor peli es la primera que comento, la más seria para mi gusto. La peli de el hombre que tenía rayos x en los ojos" es estupenda no sólo me pongo deberes sino que me los poneis jaja!!

xabipop, ya me imaginaba que con el toque de cine negro que tiene "Dias sin huella" esta era la peli que más te gustaba, sin duda; la otra que me comentas es también muy interesante con un Frank sinatra haciendo un papel super complicado para aquella época, y con una banda sonora compuesta por el mismo autor de "Matar a un Ruiseñor", Elemer Bermestein.


Gracias FB, es que estoy muy aplicado, llegan los examenes finales y no quiero suspender. No te pierdas Dias sin huella, si es necesario te vienes un dia a casa y te invito, por supuesto la vemos con un buen rioja, no te preocupes que no hay restricciones en casa, de momento.

Rosa...buen tema, la Rosa púrpura del cairo, El nombre de la rosa, La pantera Rosa, La vida en Rosa, Una Rosa de Francia...a que hablabas de otro tipo de rosas???... esto me pasa por pensar en 16/9 en lugar de 90/60/90

Futuro Bloguero dijo...

Sin olvidar a las Pink Ladies, ni la guerra de los Rose, ni a Rosie de Palma, ni La Rosa, y así venga deberes...

Carmen dijo...

Me quedo con Wilder y con Figgis. Y me quedo con tu comentario primero. Yo también pasé por una situación así en la estación de Atocha. Había un hombre tirado en el suelo que intentaba levantarse sin poder. Lo estaba viendo desde lejos y también veía, sorprendida, que la gente se dividía en dos columnas para pasar por su lado sin atenderle. Me acerqué a él y sangraba un poco por la nuca. Le puse sobre mis rodillas con cuidado y cogí su mano mientras le pedía que no se levantara, que ya estaba todo bien. Me agarró y me miraba sin verme. Grité a los guardias de seguridad de la estación y entonces reaccionaron. Llamaron a una ambulancia y mientras llegaba lo tuve a mi lado. No sé si había bebido, pero no dejé que nadie lo sugiriese, porque eso daba igual. Ya sí se arremolinó gente alrededor. Y llegó la ambulancia, se lo llevó y no supe nunca nada más de él. Pero sí que recuerdo sus ojos y la fuerza con la que me cogía la mano. No paré de hablarle porque me imaginaba que lo peor de todo para él (no estaba grave, creo) era sentirse solo y desorientado.
Y si lo que estamos haciendo es una sociedad de miedos... intentaré no estar permanentemente asustada.

atikus dijo...

Es verdad FB, jo pues vaya marron con tanta rosa, casi me quedo bailando con las Pink ladies y dejo los deberes para otro día :)

Carmen,ya se sabe que con los gustos cada uno tiene su puntito, y si, lo de vivir en un mundo lleno de miedos y de soledades a pesar de estar tan masificado es asi de claro. Y es que el miedo es un negocio por desgracia, así que procuraré yo también olvidarme del miedo...llegaremos a ser unos vikingos :)
...sería una putada para muchas multinacionales!!!

carrascus dijo...

Yo me sumo a la mayoría. He visto las tres que comentas, pero me quedo con "Días de vino y rosas"... Blake Edwards rules!

La he visto varias veces, pero nunca me impresionó tanto como la primera vez, también de pequeñito. En aquella época, mediados largos de los 6O, la peli me sirvió para tomar conciencia de lo que estarían pasando mis primos... mi tío tenía ese problema de forma muy acentuada. A mi familia (mi padre era su hermano y vivíamos en el mismo barrio) le afectaba también, claro, mi padre tenía que ir muchas veces a aplacarlo... pero yo dormía bajo otro techo que ellos y no es lo mismo. La peli me dibujó una realidad brutal que yo no percibía del todo en la propia vida real.

Por cierto, Atikus, un off-topic para quitar hierro al asunto. Al pinchar en su nombre sale la página de su perfil. Entre su música favorita echo de menos un nombre que debería estar ahí: Los Boo Radleys... por razones obvias, no?

atikus dijo...

Ciertamente Carrascus, ganan ustedes por mayoría, quiero decir los seguidores de B.E.Rules!
Y es verdad que una peli vista de pequeño difícilmente se le olvida a uno, más si tiene la carga emocional de esta y con alguna situación similar que asociar.
En cuanto a los Boo Radleys le agradezco enormemente la información pues si bien es muy posible que los haya escuchado, no recuerdo el nombre (como grupo, evidentemente), mi ignorancia musical es mayor de la que pudiera pensar, menos mal que tengo amigos que me ayudan a salir del pozo, de vez en cuando :)

lateral zinker dijo...

Muy buen post y muy buen gusto! Cada dia mejor, Atikus
Yo la verdad que adoró a Jack Lemmon, incluso en su versión seria ( impagable el padre desesperado de Missing)
Y por darle un toque musical a este blog, recomendar el "Days of Wine and Roses" de The Dream Syndicate, el fantástico grupo de Steve Wynn, uno de los grupos de culto del nuevo rock americano de los primeros ochenta ( glup! ... parezco RR)
Besos desde www.lateralzurdo.blogspot.com

atikus dijo...

Muchas gracias LZ!!
La actuación de un J.Lemmon ya maduro en Missing es estupenda y no le reprocho nada en otras de su primera época, faltaría mas (en el apartamento es una delicia), son tan sólo gestos que no me agradan, no se...en cualquier caso le considero un actorazo, que conste.
En cuanto a The Dream Syndicate, recuerdo sus conciertos dr Rock-ola y un pin triangular que tenía, que tiempos!!
Besos y ritmo, todo un clásico que dice nuestro colega RR.

MK dijo...

Mis dias han sido y son más bién de entonar ese "Queremos Pan y Rosas" . Aunque siempre he procurado que en esos días hubiera también un pequeño espacio de "Vino y Amigos".Hay que procurar no mezclar vino y soledad para que no quede mal sabor de boca.
Todo tiene que tener su momento y su intensidad .

desconvencida dijo...

Atikus, como te dije ayer, genial tu post, el mío (del comienzo de mi blog) fue un mero esbozo al lado de este...

De las películas diré que curiosamente, a pesar de haber sido dirigidas por dos grandes maestros de la comedia como Wilder y Edwards no pueden ser más crudas y poco complacientes con sus protagonistas, ambas reflejan muy bien la problemática de los alcohólicos, cómo acaban mintiendo a sus familias y autoengañándose a si mismos con tal de darse a la botella...

atikus dijo...

MK, desde luego todo tiene su momento y el vino como mejor sienta es en compañía de amigos, aunque aveces me tomo una copita en casa en las comidas si me preparo una buena comida (los fines de semana eh!!)

Gracias Desconvencida, supongo que uno se va soltando con el tiempo :)
En cuanto a estos directores, es cierto lo que dices, quizás precisamente esa capacidad para hacer comedias es precisamente lo que les hace capaces de hacer un drama con tanta fuerza.

MK dijo...

Un vino , una buena comida y un buen fin de semana.Perfecto.Esos sí son auténticos días de vino y rosas.

carrascus dijo...

Es curioso, cuando escribí mi comentario anterior también pensé en los Dream Syndicate como LZ, pero al final no los mencioné porque estaba quedando muy largo.

Pero ya que sale en la charla vuelvo a ellos para contaros algo que tiene mucho que ver con todo ésto de "Days of wine and roses" y la bebida. Hace unos pocos de años tuve ocasión de verles tocar en Sevilla; un concierto magnífico al que en un momento determinado se sumó incluso como tercer guitarra Juanjo Pizarro, uno de los mejores amigos de mi colega Ambrosio. Ese día ví uno de esos irrepetibles momentos "rockeros" que se te quedan para siempre, y fue a Steve Wynn haciéndo un solo de slide guitar, pero en vez del canutillo habitual, lo que estaba usando para deslizar por las cuerdas de la guitarra era una botella de Jack Daniels.

atikus dijo...

MK, ya falta menos para el fin de semana, como me gustan los jueves, jaja!!.
Pues eso, buen finde, de vino y rosas :)

Carrascus, no te preocupes que no me aburro con vuestros comentarios, estoy encantado, Muchisimas gracias!
ufff, ya estaba pensando que hablabas de mi amigo Juango de Málaga, que vivia en la calle pizarro, con la de coincidencias que hay por estos blogs, además es que era un fiel segudor de la movida de los 80 o como se llame y no me estrañaría que os hubierais visto en algún concierto por Sevilla, Málaga o por aquí en Madrid...pero veo que en esta ocasión no vamos a ser "Reincidentes", seguro que fue un conciertazo, que estílo usar una botella de Jack Daniels para el slide...se la bebería?...:)

carrascus dijo...

Pillé tu guiño "Reincidente", eh!

Respecto a la botella, no dude de que sí se la bebieron.

atikus dijo...

lo había dejado un poco entre líneas, pero no dudaba de tu sagacidad, respecto a la botella,me lo temía es demasiada tentación ;)

Red River dijo...

Yo he tenido más de una anécdota con el maravilloso Wynn.
Bueno, y con sus músicos.
Alguno de ellos se fuma hasta el Jack daniels!
Palabra!

atikus dijo...

mmm...cuenta, ...jeje...
la verdad es que los músicos "nos" fumamos lo que sea, por lo visto algunos se han fumado a su padre...yo en el colegio me fumaba hojas de examen, de las que salía el monumento de plaza de castilla, así sacaba las notas que sacaba ;)

maite dijo...

atikus... que te tengo abandonao!!!
me ha encantado ver mi nombre en la entrada, muchas gracias por el enlace, sin duda dias de vino y rosas antes que living las vegas.

atikus dijo...

nada, nada, de aquí no me muevo!!...gracias a tí!
si, días de vino y rosas mejor!

maite dijo...

nooo porfavor...gracias a ti, jajajajaja!!!!!!!!! pero que educados somos...

Archivo del blog