4/24/2006

Matar a un Ruiseñor


Llevaba más de un mes sin escribir por aquí y aunque no creo que me lea mucha gente se convierte, cada vez más, en una necesidad personal, como el diario tradicional que escribo desde el año 84. Aunque no he visto ningún estreno desde hace más de un mes por motivos de salud ya solucionados, aquí no hay reglas, (sino con lo mal que escribo me habrían quitado el permiso de poner algún post aquí) así que me referiré a la película que da origen a este block: “Matar a un Ruiseñor”


Pero no me voy a referir en sí a la peli, voy a hablar de la impresión que me dio a mí la primera vez que la ví, fue en los comienzos de los 80 y me impacto el papel de los niños que además no tenían madre y su padre era Gregory Peck, el super justo y bueno que también hacia un papelón, la historia en sí me parecía una mezcla de dura y blanda; también el final.

En fin uno de los mejores guiones adaptados al cine, algo de lo que andamos escasitos, abrumados con tantos efectos especiales. Por otra parte el nombre de "Atticus" me encanto y lo adapte para mi al estilo de mi grupo favorito de esa época Alaska y los pegamoides, así que me puse ATIKUS.

Aunque mi idea original era hacer imagen y sonido los años siguientes por motivos que ahora no vienen al caso, comencé Derecho, pensaba que tampoco estaba tan mal, fijándome en la figura de Gregory Peck como un servidor de la justicia…más o menos, de hecho fue el Derecho Penal la asignatura más interesante que estudie.

Bueno hay más anécdotas sobre esta película pero por hoy ya esta bien.
Aunque esto es del club de los poetas muertos, “Carpe Diem”



PD:  que nadie se pierda esta película, es una maravilla para los sentidos, una obra maestra pero de verdad (que voy a decir)

Nota 9.4

2 comentarios:

Red River dijo...

Al menos el mes de Abril no ha quedado vacío, que luego ibas a decir que quién te lo había robado!!!

Y qué mejor que con tu alter ego.

Buenas de nuevo, atikus.

desconvencida dijo...

Jaja, curiosamente hoy dedico mi post a Atticus Finch... ;)

Archivo del blog