11/21/2009

El Capitan Blood


Me alegro mucho por los marineros que vuelven a casa sanos y salvos, y por los que pueden trabajar en el mar para que ellos y sus familias vivan en paz, lo que no tengo tan claro es si hacemos bien en pescar en esas aguas tan lejanas de esa manera, con la necesidad de ir con armas, y por qué los vecinos que hay enfrente a veces no tienen un mísero pez que llevarse a la boca, por qué se llena el mar que tienen en frente de residuos nucleares sin que los culpables paguen nada, y por qué los políticos aquí se pegan entre ellos, muchos porqués y mucha miseria en todos los sentidos. Estos días he escuchado a los sufridos pescadores y a sus familiares, he visto a los políticos contradecirse e insultarse mutuamente y a los jueces procurar salir del paso por un lugar por donde no se puede salir y a todo esto unos piratas capturados que seguramente tendrán tres comidas, eso en su país es un lujo, se cuestiona sobre la mayoría de edad de uno de ellos cuando pocos llegan a vivir mas allá de los 40 allí.

Quizás no sea tan raro que existan piratas que se revelen contra las injusticias que hay en su país, uno de los más pobres del mundo, donde el único negocio que llega del mundo occidental son las drogas y las armas y donde sus recursos naturales como el mar se ven saqueados por potencias extranjeras además de ser ensuciadas por residuos nucleares, quizás si no hubiera tantas injusticias económicas, dejarían la piratería…quizás habrá que tomar menos pescado y aguantarse, pero los políticos son los que saben…

Después de esta introducción tan seria, hablaré de algo mucho mas divertido, de la película “el Capitan Blood”, una fantástica película de aventuras del director Michael Curtiz, del año 1935, todo un éxito a pesar de contar con jóvenes actores desconocidos como un Errol Flynn que debutaba como actor en América, todavía sin su clásico bigote, también contaba con otros debutantes al menos en el mundo del cine como el maestro y compositor musical Erich Wolfgang Korngold

La película se basa en la novela de Rafael Sabatini, Casey Robinson la adaptó al cine.Todo comienza una noche del año 1685, Peter Blood (Errol Flynn) médico de profesión e Irlandés, atiende a un amigo, un rebelde herido en una revuelta contra el Rey Jaime II (en la novela Jacobo II, históricamente lo correcto), por ello es condenado a muerte, al final se le manda como esclavo a Port Royal (Jamaica) en la posible venta como esclavo se comporta con insolencia ante el coronel Bishop (Lionel Atwill) quién rechaza al preso, pero agrada a Arabella (Olivia de Havilland), su sobrina, quien compra a Blood, éste consigue hacerse con un navío Español con la ayuda de otros presos en un ataque de estos a la isla y así convertirse en Capitán y pirata.

Será reconocido y temido en el Caribe y disfrutará de los placeres de lugares como la Isla Tortuga donde se aliará con el pirata francés Levasseur (Basil Rathbone) a quien le pierden las mujeres y que casualmente en una de sus capturas encuentra a Arabella. Blood decide defender a la chica que un día le compró y ahora él decide pujar por ella aunque parece no sólo haber una relación comercial, tras la defensa; Levasseur muere en singular combate y Blood decide devolver a la chica a su hogar, poniendo en peligro a toda la tripulación, y es que el amor no tiene límites, pero la suerte está con ellos pues otro rey esta en el trono de Inglaterra, Guillermo III. Ahora son hombres libres; bueno no del todo, Blood al final decide dejar su libertad en manos de Arabella, digamos que se “engancha” a ella, :)...o viceversa...

Esta película es una de las clásicas de aventuras y por supuesto de piratas, con duelos de espadas, la Isla Tortuga, los tesoros, las chicas, los conflictos entre naciones, la botella de ron, el caribe...en fin no falta nada, los personajes están perfectamente definidos, un pirata quizás demasiado noble para algunos, pero para mi perfecto, un Errol Flynn jovencísimo, quizás algo inexperto dirían algunos, creo que tenía un profesor continuamente. En cuanto a ella, Olivia de Havilland, pues otro tanto, con 19 añitos, estaba radiante, entre los dos luego hicieron mas de media docena de pelis, sin duda una pareja impresionante. La verdad es que no sólo hay que hablar de los protagonistas, hay bastantes mas actores, pero claro no quiero extenderme, al menos hablar de Basil Rathbone, ¡que bien manejaba la espada!, ¿le recordaís en Robin de los bosques en su papel de Sir Guy de Gisbourne?,. Otro papel fundamental es el de Lionel Atwill, como el coronel Bishop y Ross Alexander, como Jeremy Pitt....bueno no sigo que me lio.

La verdad es que la película tiene unas cuantas meteduras de pata históricas, desde la referencia a Jaime II en lugar de Jacobo II, también se comenta algo del Rey de España, Felipe IV, en esa época era su su hijo Carlos II. En cuanto a la bandera que ondea en el barco español, sale la roja y gualda pero en esa época era blanca con la cruz roja, la Cruz de Borgoña; de todas formas estos errores formales no me importan en exceso, casi me molesta mas que salgan los españoles como unos inútiles y borrachos, vamos como si fueran los indios en una peli de vaqueros, vaya.
Desde luego los piratas, al menos los de las pelis siempre me han gustado, un disfraz estupendo en una fiesta de disfraces,… se ligaba bastante (al menos antes), sobretodo si te parecías a Errol Flynn (que no era mi caso)…

Nota 8

15 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Estimad Atikus, los por qués son tantos y tan complejos de responder, que no me veo con la fuerza necesaria para ello y tal vez esa sea la causa de que haya tantos, que callamos mientras los políticos se pelean continuamente...
En cuanto a los ìratas, mucho distan estos de hoy día con la imagen romántica y aventurera que poblaba muchas tardes de mi infancia en las que disfrutaba de films tan intrépidos como el que nos has reseñado.
Saludos y ¡al abordajeeeeee!

Makiavelo dijo...

La historia se repite, hace algunos años el negocio de los británicos era la piratería, hoy lo es para determinados bufetes londineses de abogados que se lucran con este asunto. Todo muy negro y muy triste.

El Capitan Blood es una película que forma parte de la historia del cine, un tanto paradójico resultan esas meteduras de patas, pero en la actualidad se siguen cometiendo un claro ejemplo es Misión imposible 2.

Nada que ver Errol con Cruise.

saludos.

El futuro bloguero dijo...

fantastica introducción y buenísima peli de piratas del capitan Blood. Siempre me gustaron las pelis de piratas, con sus duelos de espadachines, las ropas y las chicas, claro...

disfruta con los fleshtones y abraza a X. y a J de mi parte.

Yo tengo cena en casa del "Rabino"

nancicomansi dijo...

JA,ja,ja...tengo un amigo que opina lo mismo quye tú sobre "esa" gente...
LAs verdades se cuentan a medias, lo que interesa, nadie dice lo de los residuos nucleares....Brrr...estamos en lo de siempre, los ricos tienen "bula" para todo, se ve que eso no es delito...somos tan hipócritas!!!

Respecto a las pelis de piratas pues...es que las de aventuras en general no me gustan, mira...me pasa como con las del oeste...¡quizás es que no he aprendido a disfrutarlas!!!
Ni el Johny Deep consigue me interesen, oyes...

besos!!!

el paseante dijo...

Tienes la habilidad de hacerme entrar ganas de recuperar las películas que comentas. Esa la recuerdo muy levemente, tumbado de adolescente en el sofá cualquier tarde de fin de semana.

Dana Andrews dijo...

Fue inolvidable Errol Flynn, parecía un dibujo animado por las coreografías que realizaba. Mu gustaba de pirata y me gustó mucho también como Robin Hood (dicen que Walt Disney copió sus movimientos para su versión animada en la que Robin era un zorrillo). En cuanto a lo de lo que ha ocurrido en el mar estos días... en fin, desastroso.

atikus dijo...

Si Crowley, yo también me quedo con los piratas de las pelis románticas de los años 30 o 40, los actuales no me atraen demasiado la verdad ;)

saludos bucanero!


Desde luego Makiavelo, los ingleses tienen bien montados sus negocios, no creo que tengan problemas de liquidez en esos despachos jiji,...incluso los que curran de pasantes.

De las meteduras de patas en las pelis pues se podría hablar largo y tendido...estaba pensando en comprarme algún libro para estas navidades al respecto...

saludos



Pues pase una noche estupenda con los los fleshtones en el sol y nuestros amigos comunes...un conciertazo, lástima que no vinieras, aún mayores tienen un montón de energía todavía

abrazos



Es un fastidio Nanci, eso que los pobres siempre se tengan que comer los marrones sin protestar es un fastidio, a veces tienen que dar gracias por las migajas que les dan...en fin.

Si no te gusta el cine de piratas o de vaqueros no seré yo quien te intente convencer, a mi también hay generos que no me atraen tanto, como los documentales, o el musical, bueno éste, depende ;)

besitos


Jaajaja...oye paseante, es que en el fondo con estos clásicos hago un poco de tratamiento psicologico de regresión a la infancia ;)

faltaría una tele de los 60/70 en mi blog como decoración...:)

saludos




La verdad Dana es que Errol Flyn se movia fenomenalmente como espadachin, también Basil Rathbone,el caso es que Walt Disney, siempre estudió muy bien los movimientos de los dibujos animados y se baso en los de personajes reales como bien dices.
Lo del mar es una locura, no se que pasará pero a este paso las próximas generaciones no tendran que comer.

saludos

Vivian dijo...

Respecto a la introducción de la entrada, estoy absolutamente de acuerdo con tus reflexiones, suscribo tus palabras al cien por cien.

Respecto a la peli, me encantan las películas de aventuras protagonizadas por Errol Flynn, todas, además de traerme recuerdos de sábado por la tarde frente al televisor.
Puede que “El Capitán Blood” no tenga rigor histórico, que incluso nos muestre una visión demasiado amable de los piratas, pero para eso está el cine, para hacer soñar con realidades que no fueron, pero que hubieran sido mejores de ser como nos las cuentan...
Ays, quien hubiera sido Olivia de Havilland salvada por Errol Flynn…

Besitos

jordicine dijo...

Habrá que recuperla! El cine clásico tendrá que hacerte un monumento, ATIKUS. Un abrazo.

WODEHOUSE dijo...

Pues has hecho una muy buena introducción.
Los piratas es verdad que vestían mucho mejor en aquellas ëpocas, pero siempre terminaban con la casaca hecha trizas y las mangas de las camisas abullonadas con jarreteras a jirones.
Erroll qué guapo era. recuerdo un compañero de cou que era guapisimo, me enamoré una temporada que era igualito y todos le llamábamos Erroll. No recuerdo su verdadero nombre.
Los errores históricos en las pelis son abundantísimos, no te creas que les importaba mucho meter o no la gamba. no me gusta el trato que nos daban a los españoles. un beso. La mañana está tranquila aquí en mi cuartel general.

Itsaso dijo...

Ayer vi como en las escuelas de Bermeo ( de donde son orihundos muchos de los arrantzales de Alakrana) enseñaban a los niños que los piratas no eran como el capitan Garcio.

Y digo yo, que pasaría si en las costas del cantabrico tuviesemos grandes bancos de atunes y pescasen barcos somalies en la zona arrasasen con todo ¿No tendríamos piratas del cantabrico?

atikus dijo...

Bueno Vivian yo creo que a Errol Flynn se le pueden perdonar los fallos históricos, ademas son de los guiistas, no suyos, jeje, la verdad es que hay muy pocos actores que queden también como el, creo que pensaron en Gary Grant para este papel, pero quedaba sosete como pirata.

Me encantan estas pelis de aventuras, aunque no me imagino de pirata...tengo poca mala leche ;)


besitos




Gracias Jordi...vestido de pirata??
abrazos




Bueo wode no te creas que a Errol para que le destrozaran el traje tenia que enfrentarse a toda la tripulación...le recuerdo contra todos los indios haciendo del general Custer en "muriendo con las botas puestas" y el tío estaba impecable cuando estaba ya solito delante de miles de indios, y es que era elegante hasta el final,...que bestia!!!

Tu atenta en el cuartel que seguro que acechan en cualquier momento jaja!!ç

besazos




Ya te digo Itsaso, el caso es que los pobres no pueden ni salir de sus costas, y nosotros ya nos hemos cargado las nuestras, recuerdo cuando el puerto pesquero de Mutriku estaba repleto de boniteros (o como se llamen) y los arrantzales vivian de la pesca y las mujeres de las fábricas de conserva, ahora no hay ni un barco o uno como mucho...y lo mismo pasara e las costas somalies. Digo yo que habrá que regularizar la pesca, no se quien pero alguie debería dar las pautas.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

No la he visto, pero viene muy a cuento...jejeje, hace muchos años y en el presente lo mismo pero en la tv y de verdad... mandahuevos¡¡¡¡¡¡¡¡
Errol siempre me molómazo. Y eso que las malas lenguas dudaban de su virilidad, pero a mi Robin Hood me dejó kao.
Bueno, que te lo has currado que te cagas, pero este tipo de pelis a mi no me atraen, ni me atrajeron nunca. No quito que la historia sea grande, y que los actores la hagan mas grande, y que cuadre todo mubien... pero sigo decantándome por los dramones, y en su defecto, dramitas.
Un besazo fuerte, espero que andes bien, y que todo te vaya bonito, somajo¡

xabipop dijo...

Respecto a la introducción, estoy en la línea que comentas. Resulta impresionante el poder de los mas media para crear corrientes de opinión respecto a TODO. Muy oportunas tus palabras. Cada vez más tengo la sensación de que los políticos creen que están delante de una pandilla de borregos (¿lo somos?)

El cine de aventuras, en general, me encanta. Ya sabes, esa sensación de vivir mil y una aventuras en países lejanos, a mi
siempre me ha apasionado. Además, hay que decirlo alto, hay grandes películas pertenecientes a este género, el Capitan Blood es una de ellas.

¡Tierra a la vista!

Kinezoe dijo...

Me gusta el género de piratas; me trae tantos recuerdos de infancia... Lo que ya no me gusta tanto son los piratas de hoy en día, esos que se adueñan de lo ajeno con total impunidad. Los lujosos despachos están llenos de ellos...

Saludos, atikus! Me retiro a mi camarote ,-)


PD: Errol Flynn, un genio.

Archivo del blog